Microondas

  • Este debate tiene 10 respuestas, 5 mensajes y ha sido actualizado por última vez el hace 12 años, 7 meses por Anónimo.
Viendo 11 entradas - de la 1 a la 11 (de un total de 11)
  • Autor
    Entradas
  • #3063
    Anónimo
    Invitado

    Hola amigos, me llamo Luis, tengo 36 años y soy totalmente nuevo en esto.

    He conocido al web a través de una buena amiga, cuyo padre acaba de empezar a seguir tratamiento Jinjer debido a un tumor.

    Son tantas cosas las que desconocía y hay tanto que aprender…

    Esta mañana he conseguido por primera vez, tras varios días de intentos, pasar directamente de la cama a la ducha fría (es un pequeño paso, pero me siento muy satisfecho y bien).

    Me interesa mucho el tema de la alimentación. Intento comer sano y variado, pero me cuesta prescindir del microondas.

    Como a diario en la oficina y usamos el micro para calentar la comida que traemos de casa, infusiones, etc.

    ¿Cómo podría dejar de usarlo? ¿Comiendo platos fríos a diario? ¿Trayendo la comida y el agua caliente en algún tipo de termo? Dudo que estar varias horas en calor sea bueno para los alimentos.

    Espero que alguien pueda ayudarme con esto.

    Muchas gracias.

    #3064

    Hola Luis, forer@s,

    Bienvenido Luis y enhorabuena por “pegar el salto” a la ducha fría. Algunos tardan meses en conseguirlo. Tú en 3 días lo has hecho! El cuerpo lo agradece, más ahora que está comenzando la primavera, y nos despertamos rápidamente.

    Muchas personas hemos decidido prescindir del microondas, por sus efectos adversos. Recalienta y acelera. Seca y deshidrata alimentos. Los tumores aumentan rápidamente. Disminuye la salud general de quien los usa. Ya se ha dicho en esta web.

    Los termos se han usado tradicionalmente para mantener líquido o comida caliente. En mi experiencia las infusiones se mantienen muy bien durante horas. Sabor, composición sin alterar. Los termos de comida también la mantienen bien, aunque el calor dura menos. La calidad del termo es importante. El uso de bolsas isotérmicas también ayudan a mantener el calor natural de alimentos cocinados. Puedes introducir los termos en ellas.

    Otras formas pueden ser:

    Para alimentos sólidos.-El hornillo tradicional con resistencia en espiral, sencillo, lento, ocupa poco espacio. Cacitos eléctricos, que enchufas a la corriente calentando lo que uno quiere. Del mismo estilo, aunque de mayor potencia son las planchas eléctricas, mini hornos.

    Para alimentos líquidos.- Hay unos calienta agua eléctricos, hervidor de agua electrónico instantáneo, jarras hervidoras. Tienen forma de jarrita con tapa, una resistencia abajo. Llenas el agua que necesites, la enchufas, das al botón y en breve tienes agua hirviendo para infusiones o caldos. También hay una resistencia en forma de tubito alargado, que colocas en agua para calentarla. O de nuevo el hornillo. Cualquier opción que elijas, mejor que el microondas.

    Ya nos contarás. Paso palabra, seguro que algún forer@ tiene más datos que aportar.

    Un fuerte abrazo.

    #3065
    jinjer
    Superadministrador

    Hola LuisS

    Como decimos en el informe “momento cíclico planetario”, estamos en etapa de hiperaceleración. Y circulan pensamientos de que “más rápido es mejor”. Normal, ley de saturación.
    Y, sin embargo, en nuestro informe “alternativas al momento actual” concluimos que tan sólo hay una forma de contrarrestar la normal hiperaceleración de todo: ralentizar nuestra vibración molecular, vivir despacio y a fuego lento.

    El microondas tiene todas las ventajas para nuestra comodidad y para hacer “rápido” todo. Pero tiene un ligero inconveniente: acelera la vibración molecular de los alimentos entre 2 y 3 millones de veces más de lo que lo haría un puchero tradicional que estaba toda la mañana “al mor” de la lumbre de la chimenea para hacer el cocido.

    Si tomamos aceleración, aumentamos la aceleración interna. Se ha dicho que el microondas es “cancerígeno”. Desde el MJ podríamos decir que todo lo que calienta el medio ambiente es cancerígeno, puesto que el cáncer se desarrolla en un medio ácido y la acidez depende del calor.

    Antiguamente en las oficinas había un calentador pequeño con una resistencia para esos menesteres. Las infusiones puedes llevarlas en un termo.
    Para las comidas, el tema es más complicado en invierno. Porque, en verano, hay la opción de ensaladillas variadas y platos fríos.

    En este como en tantos otros temas, está nuestra libertad para entregarnos a la comodidad del microondas o enfrentarnos a algo de dificultad como entre varios compañeros tener un calentador eléctrico o una pequeña cocina.

    Que tus decisiones sean acertadas a partir de tu consciencia.

    PD. Para aplicaciones externas, por ejemplo para calentar un saquito de arroz o una cataplasma es perfectamente válido.

    #3069
    Luis
    Participante

    Hola de nuevo.

    Muchas gracias por vuestras respuestas. La verdad es que son tantos años acostumbrado al microondas, que ni siquiera había caído en la alternativa de los hornillos eléctricos. Creo que puede ser una buena opción y, por lo que he visto, hay modelos bastante asequibles. Barajaba la posibilidad de un camping gas, pero me parecía algo un poco aparatoso para la oficina.
    Con el termo tengo solucionado lo de las infusiones.
    Un abrazo.

    Luis.

    #3077

    El congelado de alimentos seria el opuesto complementario al microondas, la destrucción de las fibras vegetales, por el lado opuesto.
    Desde el MBU, diría que, pensando en los vegetales que contienen gran cantidad de agua, al congelarse, al igual que una botella puesta en el congelador revienta, por expansión de las moléculas de agua, algo parecido debe de ocurrirle, a cada una de las células de los vegetales, con la consiguiente perdida de nutrientes.
    Si a la vez, tenemos un alimento congelado, y utilizamos el microondas para descongelarlo, el efecto es doblemente dañino.
    Estoy pensando en voz alta, para ser corregido en caso contrario.

    Joan

    #3078
    jinjer
    Superadministrador

    Hola Joan

    Recuerdo, de pequeño, cuando en verano, trillando el centeno y el trigo con las vacas a pleno Sol, a la hora de la comida, mientras la mujer de la casa iba a preparar las cazuelas y el arroz y el hombre se quedaba ateclando la trilla, el “guaje” pasaba por el río a coger una docena de cangrejos y por el huerto a coger la lechuga y los tomates. Los cangrejos para hacerlos con arroz; la lechuga y tomates para la ensalada.
    Gratos recuerdos del pasado, imposibles hoy para la inmensa mayoría de los habitantes de los países “desarrollados”.
    Estamos donde estamos. Hemos pasado de la civilización de base pueblo, agrícola, a la de ciudad, industrial. Los electrodomésticos los hemos convertido en imprescindibles. Hemos situado muy alto el listón del confort y… todo tiene un precio.
    Efectivamente, todo proceso industrial altera las propiedades naturales de los alimentos y hasta nuestro sentido del gusto es capaz de apreciar si un alimento es fresco y natural o ha estado congelado.
    Efectivamente, Joan, los alimentos congelados, están desnaturalizados, como lo está el aire que se respira en las ciudades.
    Por algún extraño y seguro motivo, nos toca el papel de vivir en esta época.
    Por supuesto, siempre que podamos utilizar en la cocina alimentos frescos, será ideal. Y si son de cultivo biológico, mejor que mejor.
    Por el momento de cambio climático hacia calentamiento, son más “peligrosos” los procesos de cocinado en el microondas que los congelados. Aunque, siempre que se pueda, será ideal evitarlos. Pero, sin ese invento, no podrían comer pescado más que los habitantes de la costa. Los de tierra adentro, antes, tan sólo podíamos comer sardinas y arenques desecados.
    Y quizá es mejor tomar pescado congelado a no tomar nada de pescado. A veces, “lo ideal es enemigo de lo bueno”.

    #3619
    Anónimo
    Invitado

    hola atodos.estoi lellendo vuestas preguntas y respuestas,imeparecen super interesante.

    Tengo una pregunta,tengo un horno que cocina con calos halogeno y luz infrarroja,es igual de dañino.

    Muchas gracias.Un saludo

    #3620
    jinjer
    Superadministrador

    Hola Mila

    Como respuesta de Jinjer, no comprendemos muy bien tu pregunta.

    Hasta incluso si consultas en internet, podrás tener documentación sobre la reacción física de microondas, halógenos, infrarrojos…
    Jinjer tan sólo tiene un criterio, frente al “dogma de este pensamiento único que dice que más rápido es mejor” Jinjer cree que “cuanto más lento, mejor”.

    A partir de ahí, tu misma puedes deducir las conclusiones de Jinjer sobre las diferentes formas de cocinar.

    Por supuesto, cualquier forero puede aportar opiniones que enriquezcan el tema.

    Sañudos

    #3629
    Anónimo
    Invitado

    Otro sexo es posible, amigos. No todo es “aquí te pillo, aquí te mato”, que está muy bien, pero que a veces hay que bajar el ritmo y tomarse las cosas con más calma. Eso es lo que quiero yo, que eche el freno de mano, que éste mete quinta rápidamente. Cuales son los mejores consejos para bajar de revoluciones, para hacer las cosas despacico, que cuanto más lento, sabe mejor…
    Ana Maria

    #3630
    jinjer
    Superadministrador

    Hola Ana María

    Efectivamente, otra forma de vivir, de comer… o de amar… sería posible.

    Aunque, nos hemos metido en ciertas trampas para conseguir eso. Cuando se estaba desarrollando la tecnología se anunciaba y se “vendía” como una fuente inagotable de tiempo sobrante y disponible porque las máquinas harían todo el trabajo por nosotros. Y llegaría “la era del ocio”, en la que llegaríamos hasta aburrirmos de tanto tiempo como nos sobraría… ¡No está prohibido soñar!
    Se olvidaron de decirnos que la tecnología, cuanta más avanzada, más absorbente y más tiempo nos consume.
    El resultado ha sido que “tenemos tantas cosas que hacer…!” que ya no tenemos tiempo para casi nada.

    En este mundo paradójico, la estrategia para ganar al tiempo, curiosamente pasa por saber “perder el tiempo”, empleándolo como si nunca tuvieras prisa.

    …viviendo lenta y despaciosamente, “sintiendo cada suerte”, como se debería cantar, como se debería rezar… como se debería amar!

    ¿Sugerencias? Podrías comenzar por masticar lentamente 50 veces cada bocado o caminar 15 minutos cada día por un parque o por la calle… a paso lento, como a cámara lenta o respirar honda, profunda y lentísimamente al menos 5 minutos al día.
    Ya habrás leído que desde el MJ pensamos que siempre hay que comenzar por las prácticas físicas.

    ¡Suerte… aunque dicen que al saber y al buen hacer lo llaman suerte!

    #3632
    Anónimo
    Invitado

    Muchas gracias, ahora haber como se lo hago a entender a la fiera que salta como un leon, ya lo dije, a las mujeres nos gusta un poco mas de romanticismo y los hombre no pierden el tiempo, no solo él sino tambien yo la que debo y debemos de hacer, de vivir mas el momento
    Muchas gracias señor jinjer. Como tiene un problema de corazon (soplo), no hay mal que no tenga su gracia, a lo mejor por aqui entra a vivir mas despacito, sino ya sabe él mismo, se lo dijo el medico y yo.
    Ana Maria

Viendo 11 entradas - de la 1 a la 11 (de un total de 11)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.