Alimentación invierno.

Home Foros Alimentación para el Cambio Climático Alimentación invierno.

  • Este debate tiene 7 respuestas, 5 mensajes y ha sido actualizado por última vez el hace 13 años, 5 meses por Anónimo.
Viendo 8 entradas - de la 1 a la 8 (de un total de 8)
  • Autor
    Entradas
  • #1993

    Para colaborar a nuestro bienestar invernal desde la alimentación, añado una pequeñita introducción y algunas recomendaciones que considero nos pueden ayudar:

    Esta temporada necesitamos consumir más alimentos nutritivos para tener la energía suficiente y que nos haga entrar en calor, moderación con los alimentos calentadores; grasas, dulces, fritos y los platos fuertes y muy condimentados que parece nos pide el cuerpo en esta estación fría.
    Toda la importancia la toman las sales minerales y el agua como nutrientes estrella de este momento.
    Momento de cocciones lentas, acuosas y largas.
    Los sabores salados son los de esta estación. Con moderación estimulan a genitourinario, que pide calor y sequedad por fuera y por dentro humedad y frescor, protegiéndolos del frío. Y… cuidado con los alimentos refrescantes en invierno en exceso les perjudican.
    Riñones fuertes “voluntad”, la fuerza depende de los riñones. Riñones débiles “miedo”
    Color de los alimentos oscuros, marrones, morados, negros.
    Es momento de legumbres, de las verduras de raíz, los pescados y las algas verduras del mar, del “agua”, repletas de sales minerales y oligoelementos, activan las defensas, limpian el cuerpo de toxinas, favorecen la función de los riñones y la vejiga, y ayudan a eliminar líquidos.

    Recordaremos la beneficiosa combinación de los cereales con las legumbres y las algas.
    Adecuada porque las proteínas vegetales, como las legumbres, tienen carencia de ciertos aminoácidos esenciales, y si las combinamos con los cereales que tienen muchas menos proteínas, estos complementan sus aminoácidos. Ocurre lo mismo con la combinación de legumbres con semillas. La combinación sería una pequeña cantidad de legumbres con cereales, o una pequeña cantidad de semillas con legumbres.
    Los cereales preferiblemente integrales son básicos en nuestra alimentación todo el año.
    Las legumbres son equilibradoras del elemento agua, por lo tanto de riñones, vejiga y órganos sexuales. En especial las judías negras, alubias, judías azukis todas con forma de riñón, lentejas y la soja.
    La cocción correcta de las legumbres es importante para su digestibilidad. Preferiblemente remojarlas toda la noche, cocinarlas sin grasa, lentamente, el tiempo suficiente hasta estar blandas y si se cocinan con alga Kombu o Wakame se facilita la absorción de nutrientes, a la vez que se cocinan más rápidamente. Añadir el condimento salado mejor al final. El miso es uno de los sanos recursos salados. Bueno y recordaremos al comerlas la importancia de la masticación.

    Y ahora…
    ¿Nos animamos a compartir las recetas de esta estación?

    Gracias anticipadamente.

    #2000

    Las hortalizas de raíz crecen bajo tierra y resisten a las heladas. Son de alto contenido en agua, bajo contenido graso y ricas en fibra. Tienen una energía de fuerza centrípeta, energía estabilizadora, favorecen a la concentración, la persistencia, la voluntad y nos dan fortaleza. Relajan dulcemente en especial cuando están cocidas. Colaboran a liberar tensión y exceso de calor en los órganos del sistema genitourinario.
    Tubérculos; las patatas. Energía de fuerza centrípeta potencia media. (fritas son calentadoras)
    Raíces largas; zanahorias, chirivía. Energía centrípeta suave. Tienen sabor dulce.
    Raíces redondas; rábanos, nabos, remolachas y apios. Energía centrípeta media. Tiene más agua que las raíces largas y tienen sabores picante, dulce y amargo.
    Las cebollas y los ajos son bulbos que crecen también bajo tierra. Energía centrípeta media-alta y alta potencia. Tienen sabor picante.
    Raíces irregulares: rábano picante, jengibre. Tienen sabores picante o amargo fuerte. Energía de fuerza centrípeta de potencia media-alta. Tienen un efecto tónico, estimulante y disolvente en pequeñas dosis es positivo. Las variedades amargas tienen un efecto secante, purgante y fortalecedor.

    Ensalada:

    Ingredientes:

    – ½ taza Zanahoria pelada y rallada o cortada en juliana fina
    – ½ taza Remolacha pelada y rallada cortada en juliana fina
    – ½ taza Nabo pelado y rallado cortado en juliana fina
    – 1 taza Patatas cocidas troceadas finas
    – Sal
    – 3 cucharadas Aceite de oliva virgen
    – 1 cucharada Salsa de soja
    – 1 cucharadita Jengibre rallado.
    – 1 cucharadita Polvo de algas
    – 3 cucharadas Semillas tostadas de girasol o calabaza:
    – Canónigos y hojas de espinaca frescas

    Preparación:

    -En la fuente para la ensalada colocamos por separado la zanahoria, la remolacha, el nabo y las patatas.
    – Mezclamos el aceite, la salsa de soja, el jengibre y el polvo de algas para aliñar.
    – En el momento de servir hacemos la mezcla al gusto.
    – Servir sobre las hojas verdes de espinaca o canónigos.
    – Espolvorear con las semillas.
    – Condimentar con sal si fuera necesario.
    Apropiada para la comida.

    Opciones:

    Podemos cocer las verduras de raíz y luego rallarlas. De esta forma podemos comerla como una ensalada fría o templada.
    Podemos añadir algas de presentación en tiras delgadas como iziki, arame o espagueti de mar, mezcladas con las verduras.

    #2004
    Luz Oblanca
    Participante

    Esta receta suele ser invernal, cuando la lombarda es más frecuente en los mercados.
    La cocino con visión termorreguladora.
    La lombarda es de energía de fuerza centrípeta de potencia media, del color morado violáceo oscuro de los alimentos de esta estación. Y yo disfruto de comerme las de mi propia huerta y os cuento como la preparo.

    Ingredientes:
    • 1 lombarda mediana
    • 1 tira de alga wakame
    • 2 manzanas reineta
    • 1 cebolla picada
    • 2 hojas de laurel
    • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen
    • Jengibre
    • sal
    Preparación:
    1. Quitamos sus hojas externas, cortamos en juliana gruesa, retirando el tallo.
    2. En una cazuela echamos las cucharadas de aceite de oliva y sofreímos la cebolla.
    3. Echamos la lombarda, las algas troceadas, las hojas de laurel, unas tiras de jengibre y cubrimos de agua al mismo nivel que la lombarda. Se deja cocer 10 minutos.
    4. Mientras se está cociendo, pelamos y cortamos en trozos las manzanas.
    5. Añadimos las manzanas y la sal al gusto. Dejamos cocer durante 20 minutos. Hasta que las manzanas estén desechas y la verdura cocida.

    Opcional:

    Podemos añadirle si quieres hacer la receta más energética, unas semillas de calabaza, de girasol o piñones a vuestra elección y tostarlas antes ligeramente en la sartén para que estén crujientes.

    #2040
    Margarita
    Participante

    El azuki es una leguminosa de origen oriental, de color rojizo oscuro, tiene la forma de un pequeño riñón, y precisamente se suele indicar para fortalecer y potenciar un perfecto funcionamiento los riñones. Es recomendable para cuando nos sentimos con falta de vitalidad, tiene un elevado contenido en proteínas. Un alimento con la energía adecuada para este momento de estación invernal.

    Ingredientes:

    – 1 trozo de alga kombu al remojo 5 minutos (opcional)
    – 2 cebollas picadas
    – 1 taza de calabaza cortada en dados
    – 1 taza de azukis puestos a remojo durante la noche
    – 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
    – Agua
    – 1 cucharadita de salsa de soja
    – Sal marina
    – 3 rodajas de jengibre
    – 1 hoja de laurel
    – Perejil

    Preparación:

    – Salteamos las cebollas con el aceite y una pizca de sal durante 5 minutos.
    – Añadimos la kombu troceada, la calabaza, los azukis bien escurridos, la hoja de laurel, las rodajas de jengibre y cubrimos de agua y dejamos que hierva.
    – Bajamos la llama al mínimo, tapamos y lo dejamos cocinar una hora o hasta que los azukis estén blandos.
    – Añadimos la salsa de soja y dejamos cocer media hora más, si los queremos más cremosos y digestibles, hasta que la mayoría del líquido se haya evaporado.
    – Servir caliente espolvoreado con perejil picado.

    #2042

    Observaciones a la receta de Azukis:

    Como los azukis son de origen oriental no los encontramos más que en tiendas especializadas, naturistas, de productos biológicos…
    Las alubias, habas, frijoles, judías, chícharos, habichuelas las podemos encontrar en nuestro supermercado habitual y contamos con gran variedad: blancas, pintas, negras…
    Todas tienen forma de riñón igualmente entrarían en la misma clasificación e ideales para esta estación.

    Si no se mastican bien producen gases intestinales, así que habrá que comerlas con calma contando las veces, en Jinjer se recomienda 50 veces.

    Recordamos que la correcta cocción es esencial para hacerlas digestivas.
    El tiempo de remojo es muy importante porque la cocción variará en tiempo y grado de sequedad de las legumbres.
    Cocinadas con alga Kombu o wakame la facilitan y es más rápida. Al final de la cocción tienen que estar blandas y preferiblemente abiertas y si las queremos cremosas no pasarnos con una cocción muy larga.

    Si en lugar de sal queremos sazonarlas con un poco de miso o salsa de soja son condimentos de invierno, de sabor salado. Estimulan riñón-vejiga. Añadirlo cuando estén cocinadas y dejar cocinar un tiempo más, a fuego lento, para que la sal se integre, si es miso, sabemos, sin que llegue a hervir.

    Todo en conjunto ayuda a que sean perfectamente digestibles para poder comerlas habitualmente y disfrutar de todas sus propiedades.

    #2160
    yina
    Participante

    Hola me llamo Yina y a continuación os pongo mi receta de cómo hago las lentejas arreglándolas de una manera que les da un sabor muy especial.:lol:

    INGREDIENTES: (La cantidad esta calculada para 4 personas)
    • 4 puñados de lentejas.
    • 1 zanahoria pequeña.
    • ½ cebolla pequeña.
    • 2 dientes de ajo medianos.
    • 1 patata mediana.
    • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
    • Algas para legumbres suelen ser (Wakame y Kombu)

    PREPARACIÓN:

    Lo primero se ponen a hervir las lentejas con las algas ya troceadas (para trocearlas las mojo un poco en agua para que no salten) y la media cebolla, se deja cocer ½ hora. A continuación se pica la zanahoria y la patata y se echa en la cazuela dejándolo hervir otra ½ hora.
    Ahora para arreglarlas en una sartén no muy grande mejor una pequeña se echan las 2 cucharadas de aceite y los ajos, se fríen lentamente, es decir, a medio fuego para que se ablanden, ahora con un colador de los de metal echamos el aceite y los ajos a las lentejas lo hago pasándolo por el colador y con una cuchara aplastamos el ajo contra el colador dejando que caiga el jugo del ajo a las lentejas, también con el colador se coje la cebolla, la cual ya esta cocida, y la aplasto a través del colador como ya he hecho con los ajos. Por ultimo para terminar les echo un poco de sal y ya están las lentejas listas para comer.:P

    Yina . [file name=lentejas.doc size=22016]http://www.jinjerbalsam.com/media/kunena/attachments/legacy/files/lentejas.doc[/file]

    Attachments:
    #2881
    Anónimo
    Invitado

    Saludos compañer@s de cocina y demás foreros.

    El adelantado invierno se hace notar con fuerza, y la tierra ya nos ofrece los vegetales que le corresponden a su época, entre ellos nos encontramos a la familia de las coles; lombardas, repollos, coles de Bruselas, coliflor, brécol…

    “Consumir coles de forma regular puede reducir a la mitad la incidencia de los cánceres de pulmón, estómago, colon y piel” según la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer. Esto se debe a los glucosinolatos, responsables también de su característico sabor amargo y picante suave.

    Tiene fuerza centrípeta, es rica en vitamina C, fósforo, magnesio, calcio, fibra, agua, etcétera.

    Aliada del intestino; su abundante fibra favorece la buena digestión y regula el estreñimiento, a la vez que potencia la flora intestinal beneficiosa. Los mucílagos que contiene suavizan las paredes intestinales.
    Es recomendable tomarla de dos a tres veces a la semana, preferiblemente poco cocida (al dente) y en poco agua, para evitar indigestiones y gases.

    Algunas formas de preparación:

    -Cruda en ensaladas, o al dente (poco tiempo de cocción y en poco agua), sola o combinada con otros vegetales, plantas aromáticas, algas, brotes, etc.
    -Fermentada (chucrut (se usan generalmente el repollo y coles blancas):
    Se corta, lava y escurre la col, y se colocan en tarros de cristal con sal, enebro y granos molidos de trigo o cebada. Se coloca encima alguna hoja grande a modo de lienzo, para que pueda respirar la preparación durante las tres semanas que dura el proceso. Cuanto mas tiempo fermenta mejor es su sabor. Iremos retirando la espuma que asciende a la superficie.
    Con la fermentación aumentan las enzimas y se convierte en excelente depurativo y desinfectante del tracto digestivo.
    -Al vapor, y aliñadas al gusto.
    -Rehogadas y salteadas; con setas, frutos secos; nueces, almendras, piñones…
    -Cremas y purés, (combinar al gusto).
    -licuadas en forma de zumo: aprovecharemos mejor sus cualidades curativas.
    -Cocciones: (cortas para evitar la perdida de sus elementos) podemos utilizar el caldo de la cocción en afecciones bronco-pulmonares, y de garganta.

    A tener en cuenta:

    -Para evitar flatulencias: se pueden usar especies carminativas como el hinojo, anises, comino…
    -Si la hemos añadido a potajes y guisos que después conservaremos en la nevera debemos retirarla para evitar que fermente y lo estropee.
    -Al cocerlas, si añadimos sal se ablandan y se les quita el amargor.
    -Las coles de Bruselas, se cuecen mas rápido si antes les hacemos un corte en su base en forma de cruz.
    -Para congelar, se deben escaldar previamente.
    -Para mantener el color verde de las coles de Bruselas y del brécol, se han de cocinar con agua hirviendo y sal, y sumergirlas en agua fría para parar su cocción.

    Con todo esto, os invito a que aprovechemos esta joya invernal y desarrollemos nuestra creatividad culinaria.

    ¡Feliz invierno!
    Africa.

    #2882
    Anónimo
    Invitado

    Saludos forer@s, de nuevo por aquí

    Ingredientes: para cuatro personas

    1 coliflor pequeña
    2 ó 3 remolachas cocidas
    1 cebolla grande
    ½ limón (zumo)
    1 cucharada de zumo de limón
    1 cucharada de perejil picado
    Sal

    Salsa para el aliño:

    -Aceite de oliva virgen (unas cucharadas)
    -Salsa de soja (una cucharadita)
    -Zumo de limón

    Preparación

    -Cortar el tronco de la coliflor y separar los ramilletes.
    -Lavar y cortar el tronco en juliana (finito).
    -Hervir los ramilletes y el tronco en una olla con un vaso de agua con sal (gruesa) y el zumo de ½ limón (unos cinco minutos).
    -Escurrir y dejar enfriar.
    -Cortar la remolacha en taquitos y poner en un cuenco con una cucharada de zumo de limón.
    -Pelar y cortar la cebolla en aros finos, los cocemos unos dos minutos en el caldo anterior de la coliflor, sacamos y dejamos escurrir (este caldo podemos reservarlo para hacer una sopa).

    Presentación:

    En el centro de una fuente colocamos los ramilletes y los troncos de la coliflor, alrededor en círculo colocamos los taquitos de remolacha, cubrimos con los aros de la cebolla, rociamos todo con el aliño y espolvoreamos con el perejil.

    Sugerencia económica:
    Al caldo de la cocción le añadimos picadas las hojas tiernas que rodean la coliflor, una cebolla y una patata, pasamos por la batidora y ya tenemos una deliciosa sopa.

    Que os guste
    Africa

Viendo 8 entradas - de la 1 a la 8 (de un total de 8)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.